(CNN) — La audiencia final —que se realizará en el horario estelar del jueves— de la comisión del 6 de enero de la Cámara de Representantes gira en torno a los 187 minutos.

Ese es el período de poco más de tres horas que transcurrió cuando se desarrollaba el motín en el Capitolio de EE.UU., y que la comisión selecta de la Cámara argumentó que el entonces presidente Donald Trump no cumplió con sus deberes. La comisión dice que planea mostrar, minuto a minuto, cómo Trump no hizo ningún esfuerzo para decirles a los manifestantes que abandonaran el Capitolio o para tratar de ayudar a los legisladores —y al entonces vicepresidente Mike Pence— que se vieron obligados a huir de las cámaras de la Cámara y el Senado.

En las audiencias anteriores, la comisión ha tratado de vincular a Trump con la violencia en el Capitolio, mostrando cómo sus ayudantes le advirtieron que sus afirmaciones de que las elecciones fueron robadas eran infundadas y que había riesgo de violencia el 6 de enero de 2021. La audiencia final de la comisión intentará ilustrar cómo el expresidente “se negó a actuar para defender el Capitolio mientras una turba violenta irrumpía en este”, según los asistentes de la comisión.

Al igual que en audiencias anteriores, es probable que la comisión se base en el testimonio de los testigos que estuvieron cerca de Trump el 6 de enero o cerca del ala oeste, para contar la narrativa de lo que sucedió a través de las palabras del círculo íntimo de Trump.

La comisión ha hablado con numerosas personas que estuvieron alrededor de Trump el 6 de enero, incluida la hija de Trump, Ivanka Trump; el ex asesor de seguridad nacional de Pence, el general retirado Keith Kellogg; la ex secretaria de prensa de Trump, Kayleigh McEnany, y el exasesor de la Casa Blanca de Trump, Pat Cipollone.

Está previsto que dos testigos testifiquen en persona el jueves, quienes renunciaron inmediatamente después del ataque del 6 de enero. Se trata del entonces asesor adjunto de seguridad nacional de Trump, Matthew Pottinger, y la ex secretaria de prensa adjunta de Trump, Sarah Matthews.

El ex secretario general de la Casa Blanca Trump, Mark Meadows, no ha testificado ante la comisión: la Cámara votó para declararlo en desacato al Congreso por desafiar una citación. Pero Meadows entregó selectivamente más de 2.300 mensajes de texto al panel, que CNN obtuvo, y los textos brindan información clave sobre los mensajes frenéticos que el secretario estaba recibiendo de los aliados republicanos en el Congreso e incluso del hijo de Trump instando al presidente a actuar.

Aquí hay algunas preguntas y respuestas clave sobre las 187 actas del 6 de enero antes de la audiencia final:

¿Cuándo comienzan y terminan los 187 minutos?

Los simpatizantes de Trump asaltan el Capitolio de Estados Unidos luego de un mitin con el presidente Donald Trump el 6 de enero.

Los 187 minutos comenzaron a las 13:10 horas. ET el 6 de enero de 2021, cuando Trump estaba terminando su discurso en el Ellipse. Fue entonces cuando les dijo a sus partidarios que marcharan hacia el Capitolio, para que pudieran presionar a los legisladores para que anularan las elecciones mientras se reunían en una sesión conjunta del Congreso para certificar formalmente la victoria del presidente Joe Biden.

“Entonces, vamos a caminar por Pennsylvania Avenue… e iremos al Capitolio”, dijo Trump. “Vamos a tratar de darles a nuestros republicanos, los débiles, porque los fuertes no necesitan nuestra ayuda, vamos a tratar de darles el tipo de orgullo y audacia que necesitan para recuperar nuestro país. Entonces, caminemos por Pennsylvania Avenue”.

Exactamente 187 minutos después, a las 16:17. ET, Trump publicó un video en Twitter. En el clip, dijo por primera vez que sus partidarios deberían abandonar el Capitolio. También elogió a los alborotadores y repitió sus mentiras desacreditadas sobre las elecciones, que habían provocado los disturbios en primer lugar.

“Conozco su dolor. Sé que están heridos”, dijo Trump en ese momento. “Tuvimos una elección que nos fue robada. Fue una elección aplastante, y todos lo saben, especialmente el otro lado, pero ahora tienen que irse a casa. Tenemos que tener paz. Tenemos que tener ley y orden. Tenemos que respetar a nuestra gran gente en la ley y el orden. No queremos que nadie salga lastimado. Es un período de tiempo muy difícil”.

¿Por qué las 187 actas son importantes para la comisión?

Un agitador cuelga del balcón de la cámara del Senado después de que una turba pro-Trump violara el Capitolio el miércoles 6 de enero. (Win McNamee / Getty Images)

Este marco de tiempo es fundamental para la misión de la comisión. La representante republicana Liz Cheney de Wyoming, vicepresidenta republicana de la comisión, ha dicho repetidamente que la evidencia obtenida por el panel sobre estos 187 minutos proporciona un claro ejemplo del “supremo abandono del deber” de Trump durante la insurrección.

El presidente demócrata del panel, el representante Bennie Thompson de Mississippi, dijo a principios de este año: “Se le dijo al presidente: ‘Tienes que decirle directamente a tu gente que se vaya a casa, que abandone el Capitolio’. Y así, tomó más de 187 minutos para hacer esa simple declaración. Algo anda mal con eso”.

La audiencia del jueves estará dirigida por la representante Elaine Luria, demócrata de Virginia, y el representante Adam Kinzinger, republicano de Illinois. Luria dijo el domingo en el programa “State of the Union” de CNN que la audiencia “repasará prácticamente minuto a minuto” lo que sucedió durante los 187 minutos de la insurrección del Capitolio.

“El presidente no hizo mucho más que mirar televisión alegremente durante este período de tiempo”, dijo Kinzinger en “Face the Nation” de CBS el domingo.

¿Qué sabemos de los 187 minutos?

Hutchinson: Trump aprobaba cánticos que pedían colgar a Pence 2:57

Después de abandonar el escenario en Ellipse, Trump se subió a su caravana y trató enojado de convencer a sus conductores de que lo llevaran al Capitolio, según el testimonio de la asistente de Trump en la Casa Blanca, Cassidy Hutchinson. Los agentes se negaron, diciéndole que la escena era demasiado peligrosa e inestable.

Luego, Trump vio la cobertura de noticias por televisión del caos que se desarrollaba en el Capitolio, según un libro de los reporteros del Washington, Post Bob Woodward y Robert Costa, y según la entonces secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, quien dijo que Trump estaba “alegremente” viendo las noticias.

El abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, le dijo al jefe de gabinete de Trump que Trump necesitaba intervenir o, de lo contrario, “la gente va a morir”, según el testimonio de Hutchinson. Meadows respondió diciéndole a Cipollone que Trump “no quiere hacer nada” y que incluso estaba de acuerdo con los alborotadores a los que se vio cantando sobre colgar al vicepresidente Mike Pence.

Trump publicó tres tuits durante este período crítico. El primer tuit criticaba a Pence por negarse a anular las elecciones. El segundo y el tercer tuit decían a los manifestantes que “se mantuvieran en paz” y que “respetaran la ley”, pero, en particular, Trump no ordenó a sus partidarios que abandonaran el Capitolio.

También habló por teléfono con el líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, un republicano de California que le suplicó a Trump que detuviera a la multitud. Pero durante la llamada, Trump se puso del lado de los manifestantes y dijo que les importaban más las elecciones que McCarthy, según reportes anteriores.

Durante los 187 minutos, una amplia gama de legisladores republicanos, exfuncionarios de Trump y personalidades conservadoras de los medios enviaron mensajes de texto a Meadows, diciendo que Trump necesitaba intervenir, reportó CNN anteriormente. Esto incluyó a Donald Trump Jr., los presentadores de Fox Sean Hannity y Laura Ingraham, los exfuncionarios de la administración Trump Mick Mulvaney y Reince Priebus, y la representante Marjorie Taylor Greene, republicana de Georgia.

¿Quién estuvo con Trump y qué han dicho al respecto?

La ex asesora principal de la Casa Blanca, Ivanka Trump, aparece en una pantalla de video durante la audiencia pública del jueves por la noche. (Elizabeth Frantz/Reuters)

La comisión tomó declaraciones en video de varias personas que estaban con Trump el 6 de enero y es probable que use esas entrevistas para tratar de explicar qué estaba haciendo el presidente cuando los alborotadores irrumpieron en el Capitolio.

Además de Ivanka Trump, Kellogg, Cipollone y McEnany, la comisión ha reproducido clips en audiencias anteriores de declaraciones en video de una larga lista de asistentes de la Casa Blanca, incluido el ex asistente personal de Trump, Nick Luna; el ex secretario de personal de la Casa Blanca, Derek Lyons; el ex secretario de personal de la Casa Blanca, Derek Lyons; el exabogado de la Casa Blanca de Trump, Eric Herschmann, la exjefa de gabinete de Ivanka Trump, Julie Radford, y el exdiputado de Meadows, Ben Williamson.

Es probable que se reproduzca el testimonio de muchos de los que están dentro de la Casa Blanca para ayudar a contar la historia de lo que Trump estaba haciendo durante la tarde del 6 de enero.

La comisión ha reproducido previamente clips de Pottinger y Matthews, los dos testigos en persona el jueves, en reacción al tuit de Trump atacando a Pence.

“Recuerdo que dijimos que eso era lo último que se necesitaba tuitear en ese momento”, dijo Matthews en un clip de su declaración en video. “La situación ya era mala. Y entonces se sintió como si estuviera echando gasolina al fuego al tuitear eso”.

Pottinger le dijo al panel que el tuit de Trump fue lo que lo llevó a renunciar. “Leí ese tuit y tomé la decisión en ese momento de renunciar”, dijo en su declaración en video. “Ahí es donde supe que me iría ese día una vez que leí ese tuit”.

Al final de la última audiencia de la comisión, Cheney anticipó lo que se había planeado para su próxima sesión al reproducir un clip de la declaración de Cipollone, que la comisión acababa de tomar días antes.

“¿Era necesario que continuara presionando para que se emitiera una declaración que ordenara a las personas que se fueran durante todo ese período de tiempo hasta que finalmente se logró?” Se le preguntó a Cipollone en la declaración en video.

“Sentí que era mi obligación seguir presionando por eso y otros sintieron que también era su obligación”, respondió el exconsejero de la Casa Blanca.

El testimonio de la comisión, junto con los informes de CNN, otras organizaciones de noticias y varios libros sobre la presidencia de Trump, han proporcionado detalles clave sobre lo que estaba sucediendo dentro del ala oeste. Kellogg le dijo a la comisión, por ejemplo, cómo alentó a Ivanka Trump a hablar con su padre el 6 de enero para actuar, y que lo hizo varias veces ese día, según documentos de la investigación.

La comisión también habló con numerosos funcionarios del ala oeste que no vieron a Trump directamente mientras se desarrollaba la violencia, pero reaccionaron a lo que estaba sucediendo en ambos extremos de Pennsylvania Avenue.

Williamson, el principal asistente de Meadows, le dijo a la comisión cómo le envió un mensaje de texto a Meadows alentando a Trump a tuitear porque las cosas se estaban “poniendo un poco estresantes” en el Capitolio. Williamson le dijo al panel que fue a hablar con Meadows en persona, y luego el jefe de la Casa Blanca se dirigió a la Oficina Oval, según documentos judiciales.

¿Cuáles son las grandes preguntas sin respuesta?

Si bien ya se conocen muchos detalles sobre la respuesta de Trump el 6 de enero, todavía quedan preguntas sobre lo que estaba haciendo el expresidente el 6 de enero.

Por ejemplo, Trump habló con al menos dos legisladores republicanos durante las primeras etapas de la insurrección: McCarthy y el senador de Alabama, Tommy Tuberville.

Si bien ha habido informes anteriores sobre la acalorada llamada telefónica de McCarthy, incluyendo que Trump le dijo que los manifestantes estaban “más molestos por las elecciones que usted”, McCarthy no ha hablado extensamente sobre la conversación. La comisión emitió una citación a McCarthy y otros cuatro legisladores en un movimiento sin precedentes a principios de este año, aunque McCarthy no accedió a testificar ni a entregar documentos.

También quedan dudas sobre con quién más habló Trump por teléfono el 6 de enero durante el período en que se traspasó el Capitolio. Hay lagunas en los registros de llamadas de la Casa Blanca el 6 de enero, lo que proporciona un recuento público incompleto de las conversaciones que Trump tuvo ese día.

Otra pregunta clave en la que probablemente se sumergirá la comisión es cómo fue Pence, y no Trump, quien ordenó a la Guardia Nacional que respondiera a los disturbios. En una audiencia el mes pasado, la comisión  reprodujo el testimonio del jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Mark Milley, diciendo que fue Pence quien le dio “órdenes muy directas e inequívocas” para llevar a la Guardia al Capitolio.

Pero Milley testificó que Meadows le dijo que dijera que fue Trump, no Pence, quien dio la orden. “Dijo: tenemos que matar la narrativa de que el vicepresidente está tomando todas las decisiones”, dijo Milley en su declaración en video sobre lo que Meadows le comentó. “Necesitamos establecer la narrativa, ya sabes, que el presidente todavía está a cargo y que las cosas son firmes o estables, o palabras en ese sentido”.





Source link