Cronología del accidentado camino de Musk para intentar comprar Twitter


(CNN Business) — Un puesto en el consejo de administración aceptado y luego rechazado. Una impresionante oferta de compra de US$ 44.000 millones con una financiación incierta. Y un tuit sorpresa poniendo el acuerdo en espera, temporalmente. Y ahora, el anuncio de que ya no se hará el negocio. Incluso para los estándares de Twitter, una compañía que ha conocido mucho caos y mal funcionamiento en su historia, el esfuerzo de meses del multimillonario Elon Musk para comprar la empresa demostró ser excepcionalmente tumultuoso, y parece que el final será de un intento fallido.

Si se hubiese llevado a cabo, el hombre más rico del mundo se habría hecho cargo de una de las plataformas de redes sociales más influyentes del planeta. La adquisición tenía el potencial de poner de cabeza no solo a Twitter, sino también a la política, los medios de comunicación y la industria tecnológica.

El CEO de Tesla y SpaceX ha subrayado en repetidas ocasiones que su objetivo era reforzar lo que él llama “libertad de expresión” en la plataforma, es decir, toda expresión legal que cumpla con las leyes locales en los mercados en los que opera Twitter. También ha dicho que revertirá el veto de Twitter al expresidente Donald Trump.

Pero el intento de Musk, un empresario de gran éxito con un historial de comportamiento errático, de comprar Twitter ha sido visto con cierto escepticismo desde el principio. El día que hizo su oferta, Musk dijo: “No estoy seguro de poder adquirirla”. Algunos cuestionaron cómo iba a financiar la operación, sobre todo porque las acciones de Tesla, que está utilizando parcialmente para respaldar su financiación de la operación de Twitter, y el sector tecnológico en general cayeron en las semanas posteriores.

Musk afirmó en una presentación regulatoria el viernes 8 de julio que está terminando el acuerdo porque Twitter  está “en incumplimiento sustancial de múltiples disposiciones” del acuerdo original, que se firmó en abril.

Lo que opina Bill Gates sobre Elon Musk y Twitter 1:22

A continuación, un repaso a los numerosos giros de uno de los acuerdos tecnológicos más destacados de los últimos tiempos.

31 de enero: Musk comienza a aumentar su participación en Twitter

Musk comienza a comprar discretamente acciones de Twitter, aumentando su participación en la empresa. Pero pasarían meses antes de que revelara este hecho al público.

14 de marzo: la participación de Musk en Twitter supera el 5%.

La participación de Musk en Twitter supera el 5%, pero este hecho no se hace público hasta el mes siguiente. Musk estaba obligado a revelar su participación en un plazo de 10 días tras superar el umbral del 5%, pero esperó 21 días para hacerlo. Durante ese tiempo, siguió aumentando su participación.

24 de marzo: se pregunta si Twitter debe cambiar

El multimillonario comienza a hacer declaraciones mordaces sobre la plataforma desde su cuenta. “El algoritmo de Twitter debería ser de código abierto”, escribió, con una encuesta para que los usuarios votaran “sí” o “no”.

Al día siguiente, Musk tuitea otra encuesta a sus seguidores: “La libertad de expresión es esencial para que la democracia funcione. ¿Crees que Twitter se adhiere rigurosamente a este principio?”.

Un cartel en el exterior de la sede de Twitter el 27 de abril de 2022 en San Francisco, California.

26 de marzo: Musk se pone en contacto con Jack Dorsey

Musk se pone en contacto con el cofundador y ex CEO de Twitter Jack Dorsey para “discutir la futura dirección de las redes sociales”, según una presentación de la compañía que se publicó posteriormente. Los dos fundadores tecnológicos son conocidos por tener un pequeño “bromance” multimillonario dentro y fuera de Twitter.

3 de abril: la directiva de Twitter se reúne para hablar de Musk

El consejo de administración de Twitter y parte de su equipo directivo se reúnen con representantes del bufete de abogados Wilson Sonsini y de J.P. Morgan para debatir la posibilidad de que Musk se una al consejo de administración de la empresa, según una presentación de valores posterior. Se dice que Dorsey dijo a la junta que “él y el Sr. Musk eran amigos”, según la presentación.

En la reunión, el consejo de administración de Twitter habló de querer que Musk acepte “disposiciones de ‘suspensión'”, según la presentación. Esto efectivamente “limitaría sus declaraciones públicas con respecto a Twitter, incluida la realización de propuestas públicas no solicitadas para adquirir Twitter (pero no propuestas privadas) sin el consentimiento previo del consejo de administración”.

4 de abril: ¡Sorpresa! Musk se convierte en el mayor accionista de Twitter

Musk se revela como el mayor accionista individual de Twitter, con una participación de más del 9% en la empresa. La noticia de la compra hace que las acciones de la empresa de medios sociales se disparen más de un 20% en las primeras operaciones y da inicio a una ola de especulaciones sobre cómo Musk podría impulsar cambios en la plataforma.

5 de abril: Musk acepta formar parte del consejo de administración

El CEO de Twitter, Parag Agrawal, anuncia que Musk se unirá al consejo de administración de la compañía. “A través de las conversaciones mantenidas con Elon en las últimas semanas, nos quedó claro que aportaría un gran valor a nuestro Consejo”, dijo Agrawal en un post en Twitter.

Como parte del nombramiento, Musk se compromete a no adquirir más del 14,9% de las acciones de la compañía mientras permanezca en el consejo. Su período en el consejo se extenderá hasta 2024, según un documento regulatorio.

El CEO de Twitter, Parag Agrawal (a la izquierda), y el ex-CEO Jack Dorsey en una foto sin fecha.

El CEO de Twitter, Parag Agrawal (a la izquierda), y el ex-CEO Jack Dorsey en una foto sin fecha.

10 de abril: solo bromeaba. Musk abandona el consejo

Agrawal anuncia que Musk decidió no unirse al consejo después de todo. “Creo que es lo mejor”, escribe Agrawal en una carta al equipo de Twitter.

El cambio de opinión abre la puerta a Musk para buscar una mayor participación en la empresa, y le permite tuitear sus muchas ideas sobre la compañía.

14 de abril: Musk ofrece comprar Twitter y “liberar” su potencial

Musk sorprende a la industria al hacer una oferta para adquirir todas las acciones de Twitter que no posee con una valoración de US$ 41.400 millones. La oferta en efectivo representa una prima del 38% sobre el precio de cierre de la compañía el 1 de abril, el último día de cotización antes de que Musk revelara que se había convertido en el mayor accionista de la empresa.

“Invertí en Twitter porque creo en su potencial para ser la plataforma de la libertad de expresión en todo el mundo, y creo que la libertad de expresión es un imperativo de la sociedad para que la democracia funcione. Sin embargo, desde que realicé mi inversión me di cuenta de que la empresa no prosperará ni servirá a este imperativo social en su forma actual. Twitter debe transformarse en una empresa privada”, escribe Musk en su carta de oferta. “Twitter tiene un potencial extraordinario. Yo lo desbloquearé”.

15 de abril: la píldora venenosa

El consejo de administración de Twitter adopta una disposición de “píldora venenosa“, un plan de derechos de los accionistas de duración limitada que potencialmente dificulta la adquisición de la empresa por parte de Musk.

Elon Musk, CEO de Tesla, habla durante la inauguración oficial de la nueva planta de fabricación de autos eléctricos, el 22 de marzo de 2022, cerca de Gruenheide, Alemania.

Elon Musk, CEO de Tesla, habla durante la inauguración oficial de la nueva planta de fabricación de autos eléctricos, el 22 de marzo de 2022, cerca de Gruenheide, Alemania.

21 de abril: Musk consigue US$ 46.500 millones de financiación

Musk consigue US$ 46.500 millones en financiación para la operación, incluyendo dos cartas de compromiso de deuda de Morgan Stanley y otras instituciones financieras no identificadas y una carta de compromiso de capital de él mismo, según una presentación regulatoria.

El multimillonario también revela que no recibió una respuesta formal de Twitter una semana después de su oferta de adquisición. Dijo que está “tratando de negociar” un acuerdo de adquisición definitivo y que “está preparado para comenzar dichas negociaciones inmediatamente”, un aparente cambio de su declaración en su carta de oferta de adquisición de que sería su “mejor y última” oferta.

Aunque es la persona más rica del mundo, gran parte de la riqueza de Musk está ligada a las acciones de Tesla, y algunos seguidores de la empresa especulan con que podría ser un reto para Musk endeudarse con las históricamente volátiles acciones.

25 de abril: Twitter acuerda venderse a Elon Musk

Twitter anuncia que acordó venderse a Musk en un trato valorado en unos US$ 44.000 millones. En una conferencia celebrada ese mismo día, Musk describe su oferta de compra de Twitter en términos característicamente amplios, diciendo que se trata del “futuro de la civilización”, no solo de ganar dinero.

En una reunión de todos los empleados esa tarde, los trabajadores de Twitter plantean preguntas sobre todo, desde lo que significaría el acuerdo para su remuneración hasta si el expresidente de EE.UU. Donald Trump sería admitido de nuevo en la plataforma.

29 de abril: Musk se deshace de miles de millones en acciones de Tesla

Los archivos revelan que Musk vendió US$ 8.500 millones de sus acciones de Tesla en los tres días posteriores a que el consejo de administración de Twitter acordara la venta por una media de US$ 883,09 por acción. Los archivos no revelan el motivo de la venta, pero parece que Musk está recaudando fondos para comprar Twitter.

Vehículos Tesla en un concesionario el 28 de marzo de 2022 en Chicago, Illinois.

Vehículos Tesla en un concesionario el 28 de marzo de 2022 en Chicago, Illinois.

4 de mayo: con un poco de ayuda de sus amigos multimillonarios

Musk consigue otros US$ 7.000 millones de financiación para la operación. Entre los nuevos inversores se encuentran el fundador de Oracle, Larry Ellison, la plataforma de criptomonedas Binance y la empresa de capital riesgo Sequoia Capital, según una presentación.

6 de mayo: se revelan los ambiciosos objetivos de Musk para Twitter

Musk pretende aumentar los ingresos anuales de Twitter hasta los US$ 26.400 millones en 2028, frente a los US$ 5.000 millones del año pasado, según un informe de The New York Times, que cita la presentación de Musk a los inversores. Para lograr ese ambicioso objetivo, Musk pretende reforzar los ingresos por suscripción de Twitter y crear un negocio de pagos, al tiempo que disminuye la dependencia de la empresa de las ventas de publicidad, según el informe.

10 de mayo: Musk dice que restablecería la cuenta de Trump

Musk confirma lo que muchos han asumido durante semanas: revertiría la prohibición de Trump en Twitter si se completa su acuerdo para comprar la compañía.

“Sí creo que no fue correcto prohibir a Donald Trump, creo que fue un error”, dijo Musk. “Yo revertiría el baneo permanente (…). Prohibir a Trump en Twitter no acabó con la voz de Trump, sino que la amplificará entre la derecha y por eso es moralmente incorrecto y rotundamente estúpido”.

El expresidente Donald Trump mira su teléfono durante una mesa redonda con gobernadores sobre la reapertura de las pequeñas empresas estadounidenses, en el Comedor de Estado de la Casa Blanca en Washington, el 18 de junio de 2020.

El expresidente Donald Trump mira su teléfono durante una mesa redonda con gobernadores sobre la reapertura de las pequeñas empresas estadounidenses, en el Comedor de Estado de la Casa Blanca en Washington, el 18 de junio de 2020.

12 de mayo: suspensión parcial de las contrataciones y salidas de ejecutivos

Twitter confirma a CNN Business que la plataforma está pausando la mayor parte de las contrataciones y reajustes, a excepción de las funciones “críticas para el negocio”, y reduciendo otros costes no laborales antes de la adquisición. Además, la compañía dice que el director general de consumo, Kayvon Beykpour, y el jefe de producto de ingresos, Bruce Falck, dejan la empresa.

13 de mayo: el acuerdo con Twitter “se suspende temporalmente”

Musk tuitea que el acuerdo está en suspenso, remitiéndose a un informe de Reuters de casi dos semanas antes, sobre la más reciente revelación de Twitter acerca de su cantidad de spam y cuentas falsas. La cifra citada en el informe, sin embargo, está en línea con las revelaciones trimestrales anteriores.

“El acuerdo de Twitter está temporalmente suspendido a la espera de detalles que apoyen el cálculo de que las cuentas de spam/falsas representan efectivamente menos del 5% de los usuarios”, tuiteó Musk.

Las acciones de la red social se desplomaron tras el anuncio de Musk, cayendo más de un 10% en la apertura del mercado. Dos horas después de anunciar la suspensión, Musk dice que sigue empeñado en comprar Twitter. “Sigo comprometido con la adquisición”, escribió.

Más tarde, Musk dice que su equipo está comprobando los números de Twitter y “eligió 100 como número de tamaño de la muestra, porque eso es lo que Twitter utiliza para calcular <5% de falsos/spam/duplicados”.

14 de mayo: Oops. ¿Problemas con el acuerdo de confidencialidad?

Musk tuiteó que el equipo legal de Twitter lo acusó de romper un acuerdo de no divulgación cuando el multimillonario reveló que el tamaño de la muestra de la plataforma para las comprobaciones automatizadas de usuarios es supuestamente de solo 100 usuarios.

“¡El equipo legal de Twitter acaba de llamar para quejarse de que violé su acuerdo de confidencialidad al revelar que el tamaño de la muestra de comprobación de bots es de 100! Esto realmente sucedió”, escribió Musk.

16 de mayo: emoji de caca

El enfrentamiento sobre las cuentas de bots continúa cuando Musk intercambia una serie de tuits con Agrawal sobre el tema. Después de que Agrawal explicara cuidadosamente cómo Twitter intenta combatir y medir las cuentas de spam, Musk respondió con un emoji de caca.

Musk sigue con una pregunta algo más reflexiva. “Entonces, ¿cómo saben los anunciantes lo que reciben por su dinero?”. “Esto es fundamental para la salud financiera de Twitter”, añadió.

17 de mayo: Musk dice que el acuerdo con Twitter “no puede seguir adelante”

Musk anuncia que su adquisición de Twitter “no puede seguir adelante” hasta que vea más información sobre la prevalencia de las cuentas de spam, afirmando que la plataforma de medios sociales falsificó los números en las presentaciones. Sin citar una fuente, afirma en un tuit que Twitter tiene “un 20% de cuentas falsas/spam” y sugiere que las presentaciones anteriores de Twitter ante la SEC eran engañosas.

En un comunicado, Twitter dice que sigue “comprometido a completar la transacción en el precio y los términos acordados tan pronto como sea posible”.

6 de junio: la amenaza de Musk

En una carta al jefe legal de Twitter, Musk amenaza con retirarse de la compra de la plataforma, alegando que Twitter está “resistiendo activamente y frustrando sus derechos de información”, como se describe en el acuerdo.

En la carta, un abogado de Musk acusa a la empresa de redes sociales de incumplir el acuerdo de fusión al no proporcionar los datos que ha solicitado en los bots de spam de Twitter, afirmando que la falta de información le da derecho a “no consumar la transacción” y ” dar por terminado el contrato de fusión”.

8 de julio: Musk dice que ya no habrá negocio

Elon Musk quiere rescindir su acuerdo de US$ 44.000 millones para comprar Twitter, el último en un proceso vertiginoso en el que se convirtió en el mayor accionista de la compañía, rechazó un puesto en la junta, acordó comprar la plataforma de redes sociales y luego comenzó a plantear dudas sobre seguir adelante con el trato.

Musk afirmó en una presentación regulatoria el viernes 8 de julio que está terminando el acuerdo porque Twitter está “en incumplimiento sustancial de múltiples disposiciones” del acuerdo original, que se firmó en abril.

Clare Duffy, Chris Isidore, Brian Fung, Rishi Iyengar y Allison Morrow, de CNN, contribuyeron a este informe.





Source link